English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

17.2.17

El valiente palestino que ha plantado cara al Ejército israelí

Imágenes integradas 2
Ziyad Abu Helayel, de 58 años, reprendió a los militares antes de caer desmayado, como muestra un vídeo de YouTube

Un enfrentamiento armado siempre es sinónimo de noticias dolorosas: sufrimiento, heridos y muertos en los ejércitos combatientes y también entre la población civil. Nada hay que festejar cuando esto ocurre. Sin embargo, en ciertas ocasiones surge una luz de la esperanza en mitad de la miseria, gestos de solidaridad o valentía que nos invitan a la reflexión. Ejemplo de ello fue la histórica fotografía del hombre de Tiananmen, un individuo solitario e impávido que parece desafiar a una hilera de tanques. 26 años después alguien ha emulado su hazaña en Hebrón (Cisjordania).





Se trata de Ziyad Abu Helayel, un palestino de 58 años protagonista de un vídeo viral que está dando la vuelta al mundo tras ser compartido en YouTube. Como podrás ver en estas impactantes imágenes, que llegan a nosotros a través del blog IB Times, el hombre no duda en avanzar hacia los soldados israelíes durante una disputa entre éstos y jóvenes palestinos, el pasado sábado 10 de octubre. Aunque los militares portan enormes fusiles, este osado hombre decide plantarles cara a base de determinación y un discurso rebosante de sentido común.


Basta con ver el vídeo, sin saber exactamente qué dice Ziyad Abu Helayel, para comprender que está recriminando su comportamiento a los soldados, mirándoles directamente a los ojos. Pero la transcripción de sus palabras es tan sobrecogedora como su temerario gesto. Está tan convencido de tener razón que hasta los militares parecen desconcertados por completo. El objetivo que mueve a este rebelde palestino es que no disparen a niños, como repite una y otra vez a voz en grito.

«No voy a moverme. Deberíais estar avergonzados. ¿Cómo sois capaces de disparar a niños? Eso no está bien. Marchaos de aquí y no disparéis. Si ellos mueren, vosotros moriréis. Tened cuidado y no disparéis a los niños. Debería daros vergüenza. ¡No me levantes la mano! No voy a moverme. No podéis arrestarme. 

No voy a irme de aquí. Cogedlos y metedlos en prisión, pero no disparéis. ¿Queréis matar más? Dos mártires han sido enterrados hoy... ¿y queréis matar más? ¿No os da vergüenza? ¿Sois seres humanos? ¿Perros? ¿Cerdos? Iros a Etiopía a matar», chilla Ziyad.

Probablemente superado por la tensa situación, Abu Helayel cae desmayado tras lograr con sus palabras que los soldados abandonen su actitud agresiva. Rápidamente, un grupo de periodistas presente en la zona acude a asistirle. Fue trasladado enseguida a un hospital, donde se confirmó que sufre algunas heridas leves como resultado de la caída. 

Entretanto, millones de personas en todo el planeta están presenciando su gesta, que nos obliga a pensar sobre las consecuencias de un conflicto que dura ya prácticamente un siglo.

Fuente ABC


No hay comentarios:

Publicar un comentario