English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

1.2.17

Conviértete en una madre subrogada y gana 70.000 dólares


























El debate de la maternidad subrogada divide a PP y PSOE


«¿Podrían ayudarnos a decidir entre Rusia y Ucrania?». Esta duda está planteada en uno de los cientos de comentarios que se encuentran en una publicación española dedicada a la maternidad subrogada. En España esta práctica está prohibida y es por ello que muchas personas viajan a países con leyes más laxas. La normativa española considera nulos los contratos de maternidad subrogada. Sin embargo, con el fin de proteger a los menores, desde 2010 se permite inscribir a los niños nacidos en el extranjero por este procedimiento siempre que se presente la resolución del tribunal del país que determine la filiación del nacido.

En el resto de Europa, la tónica dominante es la prohibición, aunque también hay países con legislaciones más permisivas y otros tantos sin regulación específica. Marta Albert Márquez, profesora de Filosofía del Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos, explica que en muchos no está regulado «porque ni siquiera estaba en la mente del legislador».

Por un lado se encuentran aquellos países más restrictivos, como Alemania, Italia o Francia, donde la maternidad subrogada está prohibida tanto de forma comercial, es decir, aquella en la que los futuros padres recompensan económicamente a la madre gestante, como la voluntaria. Esta última también entraña posibles riesgos, ya que «nadie puede estar seguro de que no se vaya a presionar a las mujeres», reconoce Albert.

En otros, como Reino Unido, está prohibida la subrogación comercial, pero no la voluntaria. Aquí la mujer que se queda embarazada está en disposición de reclamar quedarse con el bebé. Así, una vez nacido el niño y para finalizar el proceso, los nuevos padres deben iniciar los trámites de adopción que les transfieran su potestad.

En los países del Este es donde se encuentran leyes más permisivas y, según Albert, «se está tendiendo a la liberalización de forma poco controlada». Es el caso de Rusia, Ucrania y Georgia, donde es legal para parejas heterosexuales en las que exista algún problema médico que dificulte o impida la gestación. Grecia también forma parte de los países en los que la práctica es legal y desde 2014 puede acceder a ella cualquier persona, nacida en el país o extranjera.

La falta de una legislación común y aplicable a todos los Estados incrementa las dificultades de acción de las instituciones y tribunales europeos. El pasado día 24 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló en favor de Italia por un polémico caso ocurrido hace cuatro años. El Gobierno italiano le negó la custodia a una pareja que llegó al país con un bebé nacido en Rusia mediante este procedimiento. Para el tribunal ha sido decisivo que no exista ningún vínculo biológico entre el niño y alguno de los dos progenitores y el corto periodo de tiempo que vivieron junto al menor.

Francia también se vio hace años envuelta en la polémica con los casos de las familias Mennesson y Labassee, que habían recurrido a la maternidad subrogada en Estados Unidos y que al regresar a su país se encontraron con la negativa de las autoridades galas a inscribir a los menores. En esta ocasión los padres franceses sí habían aportado su propio material genético para el procedimiento y el Tribunal Europeo falló en favor de las familias.

Por su parte, el Parlamento Europeo condenó en 2015 la maternidad subrogada por ser «contraria a la dignidad humana de la mujer, ya que su cuerpo y sus funciones reproductivas se utilizan como una materia prima». También la Conferencia Internacional de La Haya lleva años trabajando sobre el asunto. En los diversos informes publicados muestra preocupación por «las mujeres y menores» y alerta de la necesidad de acordar una «solución global» ante la falta consenso entre los Estados.

Fuera de Europa, Estados Unidos es el destino preferido para acceder a la maternidad subrogada dadas las facilidades y la gran cantidad de agencias que ofrecen este servicio. Si bien no hay una legislación clara aplicable a todo el territorio y hay fuertes disparidades, en algunos estados las leyes son muy permisivas. En California es legal la maternidad subrogada comercial para cualquier persona interesada y el recién nacido figura automáticamente como hijo de los nuevos progenitores. En este estado existen numerosas agencias y clínicas dispuestas a preparar y guiar a los futuros padres durante todo el proceso. En una de ellas se puede leer: «¿Quieres ayudar a cambiar la vida de alguien para siempre? Conviértete en madre subrogada y gana 70.000 dólares».
Meizu MX5 - Smartphone de 5.5" (WiFi, 4G LTE, Octa Core, 3 GB de RAM, 32 GB memoria interna, cámara de 20.7 MP + 5 MP) color gris claro

No hay comentarios:

Publicar un comentario