English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

30.1.17

“El silencio y la oscuridad han terminado” para las víctimas del franquismo, proclama Urkullu

El lehendakari preside en Elgoibar la inauguración del Columbario de la Dignidad, que acoge los restos de 27 desaparecidos tras la Guerra Civil


El lehendakari Urkullu preside la inauguración del Columbario de la Dignidad, en Elgoibar.



El lehendakari Urkullu preside la inauguración del Columbario de la Dignidad, en Elgoibar. IREKIA

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha manifestado hoy que las personas desaparecidas en la Guerra Civil fueron "víctimas de una injusticia criminal" y ha afirmado que "el tiempo de silencio y oscuridad ha terminado". Tras considerar que hay "mucho por hacer en el camino de la recuperación de la memoria histórica", ha subrayado que la unidad es "el mejor reconocimiento y reparación" que se puede hacer "a su memoria".

Al acto han asistido un centenar de personas, entre ellas familiares, representantes de asociaciones históricas y memorialistas de Euskadi y de los municipios en los que fueron exhumados los restos que no se han podido identificar, así como autoridades y cargos de todas las formaciones políticas.

Entre los asistentes, se encontraban los consejeros Josu Erkoreka y Alfredo Retortillo, el exlehendakari José Antonio Ardanza, la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejería; el secretario de Paz y Convivencia, Jonan Fernández, y la directora de Gogora, Aintzane Ezenarro. También han acudido el presidente del PNV, Andoni Ortuzar; el secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, el portavoz del PSE en el Parlamento vasco, José Antonio Pastor; la presidenta del grupo parlamentario Elkarrekin Podemos, Pili Zabala, y el parlamentario del PP Carmelo Barrio, entre otros.
El forense Francisco Etxeberria ha destacado en su intervención que este columbario es un "destino adecuado" para estos restos que no se han podido identificar y para que se pueda "perpetuar su memoria". De este modo, ha resaltado que "no son huesos, son personas" que merecen "respeto". "Si las víctimas tienen derecho a la memoria, la sociedad tiene deber de memoria", ha enfatizado.
Junto al columbario se ha erigido la escultura Duintasuna (Dignidad), creada en hierro por Iñigo Arregi. Con este espacio, ha dicho Urkullu, las instituciones quieren "otorgar y reconocer" a los desaparecidos durante esa contienda "el lugar que merecen en la memoria democrática de nuestro país". "Este espacio simboliza el paso del olvido a la memoria, de la oscuridad a la luz", ha resaltado el lehendakari.
"Queremos otorgarles y reconocerles el lugar que merecen en la memoria democrática de nuestro país. Honrando su memoria recordamos, también, a todas las personas desaparecidas en defensa de las libertades y la democracia en la Guerra civil", ha añadido.
Urkullu ha reconocido que hay "mucho por hacer en el camino de la recuperación de la memoria, la verdad y el reconocimiento que merecen las personas desaparecidas", y ha pedido "hacerlo juntos, sobre todo por las víctimas". "Nos comprometemos a seguir trabajando para tratar de encontrar, identificar y ofrecer a cada persona el reconocimiento que merece como víctima de la injusticia de la desaparición forzosa", ha subrayado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario